• FERROSOS S.A.S.
    Estación de Servicio La Enea. Piso 3. Oficina 1. Manizales, Caldas. Colombia
  • 301.271.71.71

CHATARRA MINERA

Durante miles de años, la industria minera ha suministrado al mundo las materias primas que la creciente población necesita para un consumo cada vez mayor. Sin embargo, la minería no es el único proveedor de estas materias primas. Junto a la industria minera primaria, está creciendo una industria minera secundaria: ” chatarra minera“. El stock existente de materiales en el entorno se recicla cada vez más. El 38% del aporte de hierro en el proceso de fabricación del acero proviene de la chatarra. Cuanto más reciclamos, menos necesitamos extraer. A medida que los costos de la minería aumentan porque los depósitos minerales “fáciles” se están volviendo más escasos y las mejoras tecnológicas hacen que el reciclaje sea más competitivo, crece el impacto de la chatarra minera en el sector minero tradicional.

LA MINERÍA LLENA LA BRECHA ENTRE LA DEMANDA Y LA OFERTA RECICLADA

La mayoría de las personas ven el reciclaje de metales como algo adicional a la minería. Algunos ven el reciclaje más como una fuente competitiva de materias primas. Sin embargo, la forma correcta de ver la combinación de minería y reciclaje es que la minería llena el vacío entre la demanda y la oferta reciclada. El metal reciclado es fundamentalmente más barato y sostenible que el metal extraído. En un mundo ideal y estable, todo el metal usado se reciclará a bajo costo, sin necesidad de extraer ningún metal nuevo. La producción de metales primarios llena la brecha entre la disponibilidad de material secundario – chatarra minera – y la demanda total.

Obviamente, esta brecha entre la demanda y la disponibilidad de material secundario es diferente para cada material. Reciclar carbón es fundamentalmente imposible, lo que nos hace totalmente dependientes del carbón extraído. Lo mismo ocurre con muchos minerales industriales. Los diamantes, el oro y otros bienes de inversión no tienen un ciclo de consumo similar al del hierro, lo que hace que la dinámica del mercado de reciclaje de estos recursos sea totalmente diferente. El impacto más directo del reciclaje en la industria minera – chatarra minera – puede verse así en el consumo de metales.

¿POR QUÉ ES MEJOR RECICLAR QUE MINAR?

El suministro reciclado de metales es más sostenible que el suministro extraído. El reciclaje no requiere la destrucción de los entornos naturales, sin embargo, los buenos mineros logran restaurar los entornos naturales después de la minería. Probablemente más importante en un momento de creciente preocupación y necesidad de acción contra el cambio climático: el reciclaje requiere significativamente menos energía que la minería. Volver a fundir y fundir un metal existente es simplemente mucho más fácil que tener que extraer el metal de un mineral. Si bien la separación de materiales unidos y mixtos plantea un desafío para el reciclaje, el requerimiento total de energía para reciclar una tonelada de hierro es un 20% menor que para extraerlo y procesarlo. Para el cobre, el ahorro de energía es de aproximadamente 60% y para aluminio incluso 90%. Expresado en emisiones de carbono ahorradas, estos números se ven aún mejor.

El suministro reciclado – chatarra minera – no solo es más sostenible, sino que también es fundamentalmente más barato que el suministro extraído. Es decir, si los procesos de recolección y reciclaje se manejan bien. Con la menor demanda de energía y la demanda de otros insumos, el procesamiento con insumos reciclados es más barato que el procesamiento con insumos extraídos. Si se regula bien, la recolección y separación de las corrientes de desechos que sirven como insumo para el reciclaje es mucho más barato que extraer la misma cantidad de material también.

¿CUÁNTA MINERÍA NECESITAMOS EN EL FUTURO A MEDIANO PLAZO?

La demanda mundial de casi todo el metal extraído aumentará rápidamente durante las próximas décadas, a pesar de todas las mejoras en las tasas de recolección y reciclaje de chatarra minera. El rápido crecimiento de la población y la intensidad de los recursos presionará a los mineros para que pongan más capacidad en línea hasta aproximadamente 2040. Pero luego el panorama cambiante se hace evidente: el crecimiento de la población y el crecimiento de la intensidad de los recursos se ralentizan y comienzan a ser superados por un mejor rendimiento de reciclaje.

Aunque la demanda mundial de metales continúa aumentando, la demanda de suministro extraído en realidad comienza a disminuir lentamente, y la minería solo representa el 30-40% del suministro total en 2080 frente al 50-80% en la situación actual. El rápido aumento inicial y la desaceleración consecutiva y la disminución del suministro extraído conducen a una situación en la que la demanda de cobre y aluminio extraído en 2080 es solo ligeramente superior a la demanda actual. La demanda de mineral de hierro incluso volverá al nivel actual de demanda.

¿POR QUÉ TODAVÍA NECESITAMOS MINERÍA?

Si el reciclaje o la chatarra minera, es fundamentalmente más sostenible y más barato que la minería, entonces ¿por qué todavía necesitamos minar? Si el capitalismo de mercado funciona bien, la industria del reciclaje ya habría reemplazado totalmente a la industria minera, ¿no?. Lamentablemente, la respuesta a esa pregunta es negativa. Además del hecho de que la falta de capacidad de la mayoría de las sociedades para hacer frente a las externalidades negativas de los desechos podría verse como una falla clásica del mercado, lo que hace que solo una pequeña parte del metal disponible para reciclar llegue al horno nuevamente, el hecho de que la demanda está creciendo y nos obliga a aumentar el stock de metales en el mundo mediante la minería. Mientras crezca la “demanda global” de metales, necesitamos minería. En un mundo sin crecimiento y con un reciclaje perfecto, el ciclo de recursos se cerraría: no se necesita metal nuevo ni se desecha ningún metal: el sueño del ecologista. Pero el crecimiento significa que el reciclaje por sí solo no es suficiente para satisfacer la demanda. El crecimiento, ya sea causado por el crecimiento de la población o por el crecimiento del consumo, implica que necesitamos más metales que los que usamos antes. Este vacío se llena con la minería.

Otra razón por la que aún necesitamos minería es que el reciclaje no es perfecto. Incluso si logramos recolectar todo el metal que hay para reciclarlo, la chatarra minera, el proceso para recuperar el metal es imperfecto. Especialmente para materiales complejos como aleaciones y productos pegados, es simplemente imposible separar perfectamente y recuperar todos los ingredientes básicos. El término utilizado para el deterioro de la calidad del metal con el tiempo es “disipación”. Para ilustrar este concepto: el acero reciclado se utiliza principalmente para crear barras; La pureza del acero reciclado es típicamente demasiado baja para poder crear buenos productos de lámina. En resumen, perdemos una gran parte del stock por encima del suelo al nunca recolectarlo para reciclarlo, y perdemos parte de él porque nuestros procesos de reciclaje metalúrgico y químico son imperfectos.

El reciclaje es fundamentalmente más sostenible y más barato que la minería. Cuanto más reciclamos, menos necesitamos extraer.

EN CONCLUSIÓN

Para la mayoría de las personas involucradas en el actual auge minero, la idea de crecimiento cero durante un período de 60 años podría ser una idea sorprendente. El futuro de la minería no es solo una historia de minería de minerales de menor y menor grado en lugares cada vez más remotos con entornos sociales y políticos cada vez más inestables. También es una historia de la industria minera que pasó de ser el principal proveedor de materias primas a ser un jugador menos importante en el escenario global, lo que tapó la escasez de suministros de la industria del reciclaje. Este cambio fundamental obligará a los ejecutivos de la minería a repensar el negocio de la minería, repensar los criterios de selección de inversión, rediseñar las estructuras organizativas, reconstruir las organizaciones de comercialización, reevaluar las estrategias de adquisición en una industria en consolidación e incluso reconsiderar la integración vertical con las empresas de reciclaje. Sea cual sea la forma en que la industria cambie, será un viaje interesante.

A medida que aumenta la demanda de nuevos productos por parte de los consumidores, también existe una creciente necesidad de más metales, razón por la cual se necesita más reciclado de chatarra, y que la industria y las empresas que generan su chatarra minera cuenten con una empresa experimentada y seria como FERROSOS S.A.S., que tiene un desempeño comprobado en la compra de excedentes metálicos mineros.

Para obtener más información, llámanos al 301.271.71.71 o al 313.785.8237

Compra de Chatarra